Emprender

Published on Julio 27th, 2017 | by GAby Menta

0

Cómo hacer crecer tu negocio cuando vas iniciando, con poca inversión

Ser un emprendedor es algo que, como sabes, demanda de mucha inteligencia y recursos para hacer crecer tu negocio y que se mantenga en el tiempo.

Por supuesto, cuando inicias a veces comienzas con poco dinero para operar, pues ya has realizado la inversión más fuerte en fundar el negocio y equiparlo.

De ahí surge la necesidad de darte a conocer rápidamente y hacer crecer tu negocio para recuperar tu inversión.

Vende más sin gastar más…

Sí, es posible. Desde luego, sabes que es importante invertir en publicidad para atraer clientes dando a conocer tus productos y servicios. Pero tampoco puedes darte el lujo de destinar demasiados fondos a ello.

Esto, porque tienes otros gastos que no puedes obviar: Alquiler del local, internet, servicios de agua y energía eléctrica, teléfonos, materia prima o insumos para hacer el trabajo, impuestos y, desde luego, el pago de un sueldo a quienes trabajan contigo.

Lógicamente, no puedes gastar mucho más, siendo que recién inicias…

No te preocupes. Para ser realmente exitoso, hace falta, no solo una buena estrategia de publicidad, ya que lo que se debe buscar es la sostenibilidad y el posicionamiento de tu marca y eso es algo que tú tambié puedes lograr con algunas sencillas pero fundamentales acciones.

En esta oportunidad, verás que para hacer crecer tu negocio se requiere implementar estrategias financieras, de atención al cliente, de optimización de recursos con los que cuentas y otros puntos que necesitas conocer.

Posicionar tu empresa y expandirla es posible. Sigue estos consejos y lograrás mejorar tus resultados.

1. Busca asesoría para solicitar financiamiento

Muy importante:

Para poder llevar a cabo tus estrategias de marketing, ventas y más, es necesario que cuentes con un financiamiento adecuado que te permita operar sin descapitalizarte.

Es necesario que conozcas qué herramientas de apoyo a los nuevos emprendimientos existen y puedes aprovechar.

Algunas de ellas son líneas de crédito para emprendedores, ofrecidas por instituciones financieras o de banca de desarrollo, las cuales tienen tasas de interés preferencial.

Otro caso pueden ser capacitaciones para empresarios o fondos de desarrollo productivo para financiar parcialmente una adquisición que te suponga una mejora o ampliación de servicios.

Este tipo de ayudas e incentivos para emprendedores existen en muchos países, pero no siempre son conocidas.

Algunas de ellas se encuentran disponibles a través de entidades gubernamentales, por lo que es necesario informarse a través de los portales que el gobierno local pone a disposición.

Busca la asesoría de un experto en finanzas que te oriente para encontrar soluciones que te puedan apalancar monetariamente.

De ese modo, podrás llevar a cabo tus planes de una forma rentable y sin sacrificar tu bolsillo.

2. Divide el año en trimestres y organiza estrategias de negocio para cada uno

Una manera de controlar mejor tu operación es dividir el año en trimestres. En lugar de hacer un solo plan indefinido o para el año completo, realiza planes para tres meses, con objetivos específicos e indicadores de resultados para cada trimestre.

De esta manera, podrás ir observando los resultados y ver qué estrategias te van funcionando mejor.

Una vez finalizado el trimestre, evalúa tus resultados y si es necesario hacer cambios podrás implementarlos a tiempo.

Tu estrategia debe abarcar tanto la publicidad, estrategia de precios, canales de distribución, como los servicios que vas a ofrecer.

Si ves que tienes una línea fuerte que ofrece la posibilidad de abrir nuevas subdivisiones y ampliar el catálogo, podrás detectarlo y tomar acción más rápido que si esperas el año completo con el mismo plan de negocios.

De ese modo, lograrás expandirte más pronto, aprovechando rápidamente las nuevas oportunidades.

A la vez, podrás identificar áreas en las que necesites reforzar para corregirlas a la brevedad posible.

3. Vende por paquetes con precios mejorados

En general, es lógico pensar que, para vender más, debes atraer a más clientes, lo cual podría significar un incremento en los costos publicitarios. Pero esto no necesariamente debe ser así.

Una de las formas de incrementar tu volumen de ventas es haciendo que los clientes que ya tienes te compren más en cada visita a tu negocio.

Para ello, puedes armar y ofrecer paquetes de servicios complementarios o hacer promociones con un precio mejorado al adquirir varios productos relacionados con uno que el cliente ya adquirió.

Algunos ejemplos:

Imagina que vendes productos para la preparación de café, pero también vendes tazas y café molido. Puedes ofrecer “gift packs” en una bolsa o caja para regalo y darlo a un precio mejor que comprar individual cada producto.

De igual manera, puedes vender las tazas por parejas en vez de individuales, decorándolas para que se vean como complementarias y la gente las prefiera así.

Este es solo un pequeño ejemplo aplicable a otros productos. Pero también puedes armar paquetes de servicios.

Si das mantenimiento de software puedes ofrecer a tus clientes un descuento si te contratan para un mantenimiento periódico por un plazo de 6 meses.

Si eres diseñador en el área editorial, puedes ofrecer a tus clientes el servicio de revisión de textos o crear el código de barras con el ISBN o ISSN de su publicación.

Otra idea es ofrecerles una versión epub e incluirlo dentro del precio de todo el paquete.

Esto lo puedes hacer incluso si no eres tú quien realiza el trabajo directamente. Puedes asociarte con alguien más.

La idea es facturar un paquete más grande y que los clientes se den cuenta de que tienes más soluciones para ofrecerles.

4. Email marketing

Unido a la oferta de soluciones más completas, un aspecto clave que no debes descuidar es la comunicación constante con tus clientes.

Para mantenerlos informados sobre tus nuevas ofertas y servicios, implementa una estrategia de email marketing.

Debes procurar que cada correo que envíes sea lo más personalizado posible, para que el cliente quiera abrirlo. Para ello, trata de segmentar tu cartera de clientes.

Además de enviar novedades sobre tu blog u ofertas, puedes también hacer encuestas para saber qué cosas les interesan a tus clientes y segmentar mejor tu base de contactos.

De ese modo, podrás enviar boletines con ofertas más puntuales y conocer en qué áreas puedes ampliar tus servicios.

5. Mejora el seguimiento a clientes

Hay una frase que dice que la diferencia está en los detalles.

En el caso de tu negocio, esto se debe reflejar en la atención que le brindas a tus clientes, no solo durante el proceso de compra, sino cuando el ciclo de ventas se ha cerrado.

Lo que debes buscar en todo momento es que tus clientes vuelvan a comprarte lo más pronto posible y que prefieran tu marca.

Por ello, un aspecto de suma importancia es dar un seguimiento posventa. Pregunta al cliente qué le ha parecido el producto o servicio que ofreces.

También, hazle saber de tus nuevas promociones o de planes que tienes para lanzar ofertas futuras.

Es una buena forma de solicitar más datos de contacto:

Puedes decir a tu cliente algo como “voy a tener una promoción en tal mes, le voy a mandar la información por correo para que la vea”.

El cliente sentirá que lo atiendes de manera más personalizada y recibirá con agrado tus correos de contacto.

También puedes implementar otras estrategias de retención de clientes y fidelización de clientes, como las tarjetas de cliente frecuente, los clubes de membresía, sorteos con tickets, descuentos en próxima compra, entre otros.

Para ello puedes valerte incluso de las redes sociales. Al hacer promociones en ellas, puedes usar la estrategia de “compartir y etiquetar” para que tu contenido llegue a más personas.

No necesitas gastar una fortuna en premios para tus clientes.

Ofrecer cosas como descuentos o servicios extra en compras, cosas que no te supongan un gran gasto, que se entreguen por consumo o compra y que la gente agradezca porque suponen un plus.

6. Acércate a la comunidad

Una excelente forma de hacer crecer tu marca y proyectarla de manera positiva es participar en eventos y actividades de responsabilidad social empresarial (RSE).

Puedes, por ejemplo, patrocinar encuentros deportivos de escuelas de tu ciudad, o ayudar haciendo alguna obra en comunidades, realizar donativos, etc.

Otra buena forma de generar buena reputación para tu marca y lograr la preferencia de más clientes es apoyar causas con eventos o días benéficos.

Por ejemplo, un día en el que un porcentaje de las ventas vaya destinado a un donativo para una institución de apoyo a gente menos afortunada.

Esta no solo es una manera de promover tu marca o de hacer que tus clientes te amen, sino que además generarás bienestar en tu área de operaciones, lo cual en el largo plazo es rentable y conveniente para todos.

7. Trabaja con talento externo

Cuando recién inicias un negocio es importante mantener un costo bajo en tus operaciones.

Por ello, lo mejor es que mantengas pequeño el equipo.

Esto lo puedes lograr de dos formas.

1.  Ayudándote de la tecnología:

De este modo, podrás automatizar y organizar el trabajo para que sea más fácil.

Puedes utilizar herramientas como IFTTT o Zapier para crear acciones automáticas entre tus notas, correo electrónico, redes sociales, etc.

También puedes implementar herramientas de trabajo colaborativo como Asana o Trello.

Así podrás incrementar la productividad de cada miembro del equipo. También te será posible compartir con ellos cosas como tareas y seguimientos para que todos estén enterados de cómo va la ejecución de cada plan sin necesidad de perder demasiado tiempo en reuniones.

2. Subcontratar:

Una manera de ahorrar y mantener la planilla pequeña es externalizar todos los servicios que puedas.

Existen muchas tareas en las que puedes subcontratar un freelancer que te ayude, como por ejemplo, en diseño gráfico, marketing, contabilidad, community management, entre otras.

De esta forma, podrás sacar adelante todo el trabajo que tengas pendiente, pero no necesitas invertir en más espacio dentro de tus instalaciones.

Tampoco requerirás gastar en más equipos como computadoras, etc., ya que los freelancers pueden trabajar desde su casa con su propio equipo.

Otro aspecto ventajoso es que la subcontratación la podrás hacer acorde con tus necesidades.

Es decir, si en una época del año el trabajo es poco, puedes buscar a alguien por pocas horas. Si el trabajo incrementa, puedes contratar por más tiempo o incluso a más de un profesional.

Puedes subcontratar y coordinar el trabajo en línea en una plataforma como SoyFreelancer, donde podrás contratar de manera segura y pagando contra entrega.

Como ves, hacer crecer tu negocio es cuestión de identificar áreas de oportunidad. Hay muchos aspectos en los que puedes, no solo mejorar tus estrategias específicas, sino economizar recursos.

Todo ello hará que tu emprendimiento logre posicionarse poco a poco, manteniendo a la vez un bajo coste.

Coméntanos tu experiencia y comparte qué otras medidas has implementado en tu emprendimiento.

By  https://www.soyfreelancer.com

Tags: , , , , , ,


About the Author

Creador de #Squoosh, Visual-Agency , dedicada a acompañar a sus Clientes en distintos Proyectos Digitales , Consultor Internacional, Technical Evangelist Adobe Systems /. Consultor para Adobe , Macromedia y Apple . Premiado a nivel Nacional e Internacional. Premio al “Mejor Consultor de Latinoamerica” Adobe Systems . Mejor Speaker Argentino . 4to puesto en el Ranking Mundial al “Mejor Orador Hispano Parlante” . Mejor Consultor Senior de la Region. En La actualidad estoy muy Enfocado en Generar Canales de Contenidos Visuales y guianes para Grandes Empresas, Proveedores y Clientes Finales. Mail gabymenta@gmail.com



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑