Emprender

Published on Abril 18th, 2017 | by GAby Menta

4

8 claves a seguir para #emprender un negocio

Keywords:

emprender un negocio, consejos para emprendedores, emprendimiento, empresa, iniciar un negocio

Si alguna vez has tenido el sueño de emprender un negocio o estás considerando hacerlo, seguramente te has preguntado cómo poder iniciar y organizarte para que todo salga bien desde el inicio.

Son muchas las personas, sobre todo en años recientes, que se deciden por iniciar nuevos emprendimientos. Sin embargo, según datos estadísticos, la mayoría de empresas apenas logra sobrevivir de 3 a 5 años en el mercado.

Aun así, esto no quiere decir que debas detenerte, pues tener un negocio propio y que sea exitoso es algo que tú también puedes lograr.

Antes que nada, emprender un negocio no es algo tan sencillo que cualquiera puede hacer. Se necesita tener disciplina e invertir tu tiempo, dinero, inteligencia, etc.

Por supuesto, debes saber que no hay una receta mágica para el éxito, pero la clave está en organizarse desde el inicio. De ese modo, será más fácil iniciar el camino del nuevo emprendimiento.

A continuación, te presentamos estas 8 claves a seguir para emprender un negocio.

1. Define tu mercado meta

En primer lugar, debes saber qué necesidad de mercado cubre tu producto o servicio, es decir, a qué personas les podría interesar comprarte porque resuelve una necesidad que ellos tienen.

Piensa en la manera en la cual vas a presentar al cliente tu solución respondiéndote a ti mismo cuál es tu valor agregado.

Define qué es lo que te diferencia de tu competencia y cuáles son las razones por las que el cliente debe comprarte a ti.

Desde luego, tú piensas “porque soy el mejor”, “vamos a ser un mejor servicio / producto”, “la atención al cliente será mejor”.

Pero debes justificarlo con algo más tangible, no con actividades a hacer en el futuro, ya que la ejecución tiende a ser diferente de lo planeado.

Señala las características o procedimientos que hacen que tu producto sea distinto: en su fabricación, en su diseño, etc.

Por ejemplo, si tienes un restaurante y la comida es 100% orgánica y adquirida en mercados locales, puedes mencionarlo como un beneficio. También si donas un porcentaje de cada compra a una causa, si hay algún ingrediente que lo hace único, la forma en que lo sirves, etc.

Tu elemento diferenciador será tu ventaja competitiva a la hora de llegar al mercado que buscas.

2. Asóciate con quien comparta tu visión

Si has decidido asociarte con alguien al emprender un negocio, recuerda que debe ser alguien que comparta tu visión y la forma de hacer negocios, ya que las decisiones serán tomadas conjuntamente y eso puede afectar el futuro de tu emprendimiento.

Debe ser además una persona o personas que estén igualmente comprometidas para llevar la empresa al crecimiento y al éxito económico.

Por eso, los objetivos y visión de los socios deben estar enfocados a un mismo fin.

Procura también que los socios que elijas te complementen en cuanto a conocimientos y habilidades, de manera que aporten a la empresa.

Por ejemplo, si tu punto fuerte es el aspecto técnico del negocio, pero no tanto la parte comercial, busca un socio que pueda apoyarte y complementarte en dicho ramo.

Es importante saber quién es el líder del emprendimiento desde el principio. Si bien se puede trabajar en conjunto, siempre hay alguien que tiene que llevar las riendas. Evitarse conflictos de poder es mejor desde un inicio que ya entrados en el proyecto.

3. Organiza el trabajo y las funciones del equipo

Parte clave del cómo tener éxito al emprender un negocio es que sepas organizar el trabajo en equipo, para lo cual deberás tomar tu tiempo y delegar las funciones y responsabilidades de cada miembro.

Esto es importante para el buen funcionamiento de la empresa y que todos tengan claro su trabajo y la función que este desempeña dentro del negocio.

Elabora con la ayuda del equipo un esquema o detalle del proceso completo de ventas.

Así podrás revisar los pasos y fijar un encargado de cada área.

Por ejemplo, puedes enlistar algo como esto:

 

  1. Tomar la orden al cliente y pasarla a cocina.
  2. Revisar la orden y coordinar su preparación.
  3. Poner la orden cocinada en despacho para servirse.
  4. Llevar al cliente.
  5. Consultar al cliente si su comida está bien y si necesita algo más.
  6. Facturar.
  7. Llevar la cuenta, cobrar y dar el cambio al cliente.

Una vez que tienes el proceso o pasos, puedes delegar a cada persona para encargarse, ya sea de ejecutar o supervisar y coordinar cada área.

Así, todos estarán listos y sabrán qué hacer en cada fase del proceso y, asimismo, serán responsables de que todo funcione bien en su área, reportar cualquier inconveniente, solicitar suministros, etc.

 

4. No pierdas de vista tu propósito dentro del negocio

El principal fin de toda empresa, desde luego, es generar ganancias y ser rentable para mantenerse y crecer.

El inbound marketing define 4 etapas para lograr ventas efectivas:

Atraer, convertir, cerrar y encantar.

Inbound marketing es una manera de lograr vender sin que el cliente sienta que se le está obligando a comprar. La manera de lograrlo es generando valor para ellos a través de tus estrategias de marketing.

Por eso, tu objetivo principal es el de planificar dichas estrategias, así como a generar nuevos negocios. Es decir que tu trabajo es lograr vender más.

Debes estar enfocado en buscar siempre nuevos clientes y no distraerte con tareas que puedas delegar a alguien más.

No microgestiones cada detalle ni te enfoques en estar controlando cada procedimiento punto por punto, pues eso te resta tiempo para lo que es realmente importante.

Los miembros del equipo y colaboradores deben tener claro su trabajo y entregarte resultados. De ese modo, tendrás tiempo para pensar en tu estrategia de negocios

El autor y experto en negocios, Amar Bhidé, lo resume en la siguiente frase:

“Enfóquese en la calidad y en el momento de venta de su producto o prestación de su servicio, y en tener un buen departamento postventa. Y el resto, subcontrátelo. Supervíselo, pero externalícelo”.

Sigue este lineamiento y mantén productivo a tu equipo y a ti mismo.

5. Revisa las matemáticas

Elabora tu plan de negocios y toma en cuenta algunos de los siguientes aspectos:

·         PUNTO DE EQUILIBRIO

Se define así al punto en que los gastos de tu negocio son iguales a los ingresos. El equilibrio en el cual no hay pérdidas ni ganancias en la empresa.

Para sacar este dato, estima los costos fijos y variables de tu negocio.

Entre los costos fijos agrega: renta de local, planilla, líneas fijas, plan de internet, cuotas por compra o alquiler de equipo y otros pagos cuyo valor que tengas de manera regular y se mantenga en un rango fijo.

Por otro lado, los variables incluyen comisiones de ventas, subcontrataciones, viáticos y otros que, entre otros.

Saca el estimado por mes y luego compara dicho dato contra los ingresos totales por ventas en el mismo período de tiempo.

·         ESTRATEGIA DE PRECIOS

Una vez que hayas definido tus costos operativos, debes establecer una estrategia de precios para vender, negociar y hacer ofertas a tus clientes.

De ese modo, podrás saber cómo modificar y mejorar los precios al cliente y que siempre exista un margen de ganancia.

Algunos tipos de precio que suelen establecerse son: el precio de introducción al mercado o de apertura, ofertas de temporadas (como vacaciones, navidad, etc.), precios con descuentos, entre otros.

·         COSTO DE ADQUISICIÓN DE CLIENTE

Se refiere al monto invertido en la obtención de cada cliente y para estimarlo, debes determinar el costo de tus campañas de marketing, así como el nivel de ventas alcanzado en un período determinado. Esto incluye también salarios base pagados al personal de ventas o atención al cliente.

Una vez que hayas estimado la cifra invertida, divídela entre la cantidad de Luego debes dividir el resultado entre la cantidad de clientes que hayas obtenido como resultado de dicha estrategia de marketing en ese mismo lapso temporal.

·         COMPRA PROMEDIO

Esto es cuánto es el estimado de dinero que el cliente suele gastar cada vez que te compra.

Por ejemplo, si en tu restaurante los clientes suelen gastar entre 4 y 5 dólares por comida, ese dato se verá reflejado al dividir el total de ventas entre la cantidad de clientes atendidos.

A este dato también se le conoce como ticket promedio.

Ahora que conoces estos datos, los cuales son importantes de manejar, elabora tu plan de negocios.

Una buena forma es utilizar el modelo canvas o lienzo de modelo de negocios, gracias al cual tendrás un panorama del negocio de un solo vistazo.

6. Contrata ayuda externa

Siempre, dentro de todo nuevo emprendimiento, surgen áreas que no conoces del todo o sobre las cuales tienes dudas. Lo mejor en estos casos es subcontratar la ayuda de un experto.

De ese modo, podrás contar con asesoría oportuna y con el talento que necesitas solo en el momento en que lo requieras.

Desde asuntos como la financiación de nuevos proyectos o asesorarte sobre temas contables o fiscales, hasta la realización de campañas de marketing digital, desarrollo de un manual de marca o la creación de tu sitio web.

En casos como los anteriores, contratar un consultor experto te resulta útil para brindarte orientación o incluso ayudarte a elaborar un plan y darle seguimiento.

Subcontratar servicios que no necesitas implementar a diario puede ser beneficioso para tu negocio, pues de ese modo mantienes el equipo pequeño y el costo operativo bajo.

Cuando se trata de trabajo técnico, un profesional externo o freelance suele contar con su propio equipo para realizar el trabajo, por lo que también te representará un ahorro en activos fijos.

Mientras logras establecerte y generar un buen volumen de ventas, esta es una estrategia que te funcionará muy bien sabiéndote organizar y coordinando el trabajo con la ayuda del profesional que contrates.

7. Promuévete en internet

Parte de las actividades necesarias al emprender un negocio, es darlo a conocer al público a través de campañas publicitarias.

Una buena campaña de inauguración en medios tradicionales como vallas publicitarias seguramente puede ayudarte un poco.

Sin embargo, es esencial y necesario que tu empresa se promueva en el medio más grande a nivel mundial: Internet.

Tu estrategia de negocios estaría incompleta sin ello, ya que es el mejor medio para darte a conocer entre un atractivo público meta por sobre otros medios.

Según un artículo publicado por Marketing Directo, la empresa Defy Media reveló tras un estudio que cada vez menos jóvenes le prestan atención a la publicidad televisiva y más a publicidad en medios como Youtube.

Para implementar una estrategia de marketing digital, debes crear u optimizar la página web de tu empresa.

Busca a un profesional que sea experto en SEO (search engine optimization) para asesorarte sobre como posicionar tu sitio en los resultados de navegadores como Google, Bing, Yahoo!, etc.

Agrega a tu sitio un blog donde hables de temas relacionados con tu actividad comercial, que sea de carácter informativo y educativo. Que tenga la finalidad de ayudar y construir confianza con potenciales clientes (entramos en el paso de atraer)

Esto genera visitas al sitio, a la vez que te posiciona como experto en tu área, ya que a las personas les gusta que les ayuden a solucionar problemas o les brinden datos útiles.

Además, podrás usar el contenido de tu blog para enviar boletines a tus clientes con ofertas y noticias relevantes.

Para terminar, crea tus perfiles en redes sociales a fin de tener mayor presencia online y que la gente se encuentre con tu marca.

Algunas de las redes más importantes son: Facebook, desde luego, donde deberás crear tu fanpage; Twitter, Instagram y Linked In.

Pero también puedes incluir sitios como Youtube, Pinterest y otras, dependiendo de tu tipo de negocio.

 

8. Cuida la atención al cliente

Como aspecto final, pero no menos importante, debes pensar en la calidad de atención a los clientes.

Recuerda que tu negocio se debe a ellos y debes esmerarte en que todo punto de contacto contigo debe ser una experiencia agradable de compras.

Procura facilitar a tus clientes potenciales toda la información necesaria acerca de tu negocio, incluyendo datos de contacto, como teléfonos, dirección, un mapa (si es necesario), correo electrónico o un formulario por medio del cual pueda contactarte. También puedes ofrecer soporte en las redes sociales

En caso de preguntas y duras, debes responder con seguridad y claridad lo que el cliente necesita saber.

Para ello, puedes elaborar guiones con preguntas y respuestas frecuentes, el cual irás ampliando y mejorando con el tiempo. Si es por teléfono, intenta tener siempre una línea disponible.

También puedes incorporar un sistema de chat a tu página web para responder rápidamente a cualquier consulta que surja en el momento.

Da un trato ágil y amable al cliente y verás cómo se convierte no solo en un comprador habitual, sino en un embajador de tu marca. Esto es importante, porque tu reputación puede ir creciendo

Para terminar, cuando trates con tus clientes potenciales, no olvides pedirles datos de contacto más directo a quienes muestren interés en lo que ofreces.

De ese modo, aun cuando no te compren en el momento, puedes ofrecerles ofertas más específicas después.

Por ejemplo, puedes pedirle su número telefónico para contactarlo cuando tengas una nueva oferta que creas que será de su interés u ofrecerle una muestra de algo que aún está indeciso por comprar.

También puedes suscribirlo a un club y enviarle cupones o boletines físicos donde ofrezcas precios especiales.

El punto de todo es conocer más a tu cliente para ofrecerle productos o servicios más especializados y lograr cerrar más ventas.

Emprende aún trabajando a tiempo completo

Tal como ves, emprender un negocio por tu propia cuenta requiere dedicación y tiempo.

Sin embargo, ciertos servicios se pueden ofrecer de manera independiente o en tu tiempo libre para comenzar a aprender sobre el mundo del emprendimiento.

Estos son trabajos que puedes realizar incluso en tu tiempo libre, por ejemplo, servicios de diseño gráfico, corrección de textos, traducciones, programación, mantenimiento de equipos, etc.

No necesariamente se requiere una inversión grande de capital, ya que incluso hay negocios en los que no necesitas invertir más recursos propios que tu computadora e internet, cosas que ya tienes en casa, pues los servicios se pueden ofrecer online.

by Patricia Gutiérrez, redactora de  SoyFreelancer.com

Tags: , , , , , ,


About the Author

Creador de #Squoosh, Visual-Agency , dedicada a acompañar a sus Clientes en distintos Proyectos Digitales , Consultor Internacional, Technical Evangelist Adobe Systems /. Consultor para Adobe , Macromedia y Apple . Premiado a nivel Nacional e Internacional. Premio al “Mejor Consultor de Latinoamerica” Adobe Systems . Mejor Speaker Argentino . 4to puesto en el Ranking Mundial al “Mejor Orador Hispano Parlante” . Mejor Consultor Senior de la Region. En La actualidad estoy muy Enfocado en Generar Canales de Contenidos Visuales y guianes para Grandes Empresas, Proveedores y Clientes Finales. Mail gabymenta@gmail.com



4 Responses to 8 claves a seguir para #emprender un negocio

  1. Excelente post, gracias por la mención : )

  2. Gaston FP says:

    Creo que falta algo en este parrafo:

    COSTO DE ADQUISICIÓN DE CLIENTE

    “Una vez que hayas estimado la cifra invertida, divídela entre la cantidad de [[[…]]] Luego debes dividir el resultado entre la cantidad de clientes que hayas obtenido como resultado de dicha estrategia de marketing en ese mismo lapso temporal”

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top ↑